¿Sabes lo que es una tarjeta SIP? ¿Y si tienes derecho a una?

¿Qué es una tarjeta SIP?

Una tarjeta SIP es una tarjeta personal e intransferible que permite al titular acceso al sistema de salud español. Los titulares de esta tarjeta tienen derecho a recibir el mismo cuidado sanitario que un nacional español.

¿Tengo derecho a una tarjeta SIP?

Si eres europeo, residente en España y pensionista de un país europeo, y recibes una pensión de dicho Estado europeo, tienes derecho a una tarjeta SIP.

Puedes solicitar tu tarjeta SIP con los siguientes documentos:

  • Pasaporte.
  • Certificado de residencia.
  • Padrón.
  • Justificante de pensiones.
  • Un certificado S1.
  • Tu certificado de nacimiento traducido al español (Traducción jurada con Apostille de la Convención de la Haya).

Si eres residente en España y trabajas con un contrato de trabajo español, también tienes derecho a una tarjeta SIP.

Te harán falta los siguientes documentos para solicitar tu tarjeta SIP:

  • Pasaporte.
  • Certificado de residencia.
  • Padrón.
  • Un certificado de vida laboral.
  • Un certificado S1.
  • Tu certificado de nacimiento traducido al español (Traducción jurada con Apostille de la Convención de la Haya).

Si eres residente en España pero no trabajas en España, y aún no recibes una pensión del país donde has trabajado, pero tu cónyuge o tus padres (si eres menor de 26 años de edad) cumplen los requisitos anteriores, también podrías tener derecho a recibir cobertura sanitaria española, como beneficiario de tu cónyuge o de tus padres.

Necesitarás aportar los siguientes documentos:

  • Pasaporte.
  • Certificado de residencia.
  • Padrón.
  • Un certificado S1.
  • Un certificado de nacimiento o de matrimonio traducido al español (Traducción jurada con Apostille de la Convención de la Haya) que demuestre el vínculo familiar con la persona que tiene derecho a la asistencia sanitaria española.
  • Tu certificado de nacimiento traducido al español (Traducción jurada con Apostille de la Convención de la Haya).

Entonces, ¿qué ocurre si has emigrado a España para disfrutar de una jubilación anticipada, pero nunca has trabajado en España, eres demasiado joven para recibir una pensión del Estado donde has trabajado, y no tienes cónyuge que cumpla con los requisitos anteriores?

En este caso, puedes solicitar el acceso al sistema de salud español pagando una pequeña cuota mensual.

Para poder solicitar este servicio, tendrás que haber sido residente en España durante al menos un año, inmediatamente antes de solicitar una tarjeta SIP, y tener la siguiente documentación:

  • Pasaporte.
  • Certificado de residencia.
  • Padrón.
  • Un certificado S1.
  • Tu certificado de nacimiento traducido al español (Traducción jurada con Apostille de la Convención de la Haya).
  • Certificado de domiciliación bancaria de la cuota mensual.

¿Cuánto cuesta incorporarme a este servicio de cobertura sanitaria ?

El coste depende de tu edad: para los menores de 65 años de edad, la cuota mensual asciende a 60 euros; para los mayores de 65 años, la cuota mensual es de 157 euros.

Si no llevas un año como residente de España, tendrás que contratar una póliza de seguro de salud privada hasta que puedas solicitar el sistema de pago mensual de la Salud Pública.